Google presentó su guía básica de la inteligencia artificial (IA) y queremos contarte de qué se trata

Desde hace varios años el término “Inteligencia artificial” es cada vez más conocido por todos, incluso muchos de nosotros ya estamos familiarizados con la IA en nuestra vida cotidiana, a través de asistentes de voz, el texto predictivo en el buscador de Google o los chatbots de atención al cliente que incorporan algunos sitios web de empresas.

Sin embargo, con tanta información disponible en la web sobre este tema es importante diferenciar lo que es veráz de lo que solo es ficción, es por eso que Google ha lanzado su propia guía básica de IA, en colaboración con el Oxford Internet Institute (OII) de la Universidad de Oxford. 

Se presenta como una guía introductoria que ofrece una serie de explicaciones sencillas y breves para que cualquier persona pueda entender qué es la Inteligencia Artificial, cómo funciona y de qué manera está cambiando el mundo.

En la guía se abordan diferentes temas en los que la inteligencia artificial puede ser de gran beneficio en esta era moderna. 

Algunas de las temáticas que aborda la guía son:

Diagnósticos médicos: la combinación entre la inteligencia humana y la artificial puede suponer un gran avance en la rapidez y precisión de los diagnósticos médicos. Los sistemas de imagen basados en IA son entrenados con multitud de escáneres existentes para que aprendan a detectar anomalías que posteriormente el médico analizaría exhaustivamente.

Cambio climático: su capacidad de analizar grandes volúmenes de datos y descubrir patrones hace que la IA sea una buena aliada contra el calentamiento global. También se utiliza la IA para predecir el aumento del nivel del mar y tomar medidas a tiempo o para la creación de nuevos combustibles solares.

Robots: muchas tareas mecánicas están comenzando a sustituir a los humanos por los robots, sobre todo en fábricas y grandes empresas. Aunque también encontramos robots más cerca de nosotros, como las aspiradoras automáticas que se han popularizado durante los últimos años, los altavoces inteligentes o los asistentes virtuales que ofrecen algunas webs, denominados bots.

Usos prácticos: conocer casos prácticos de aplicación de la IA ayuda a comprender mejor cómo estas herramientas afectan más o menos directamente a los ciudadanos y al mundo que los rodea. Por ejemplo, existen aplicaciones que mejoran la calidad de los cultivos agrícolas, programas que gestionan el espacio aéreo más eficientemente para reducir las emisiones de carbono o sistemas que planean la mejor ruta para llegar a un destino dependiendo del tráfico de la ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *